Loading...

miércoles, 18 de marzo de 2009

Estoy disgustado porque veo un mundo que no tiene significado.


Los pensamientos dementes perturban. Producen un mundo en el que no hay orden de ninguna clase. Sólo el caos puede regir en un mundo que representa una manera de pensar caótica, y el caos es la ausencia total de leyes. No puedo vivir en paz en un mundo así. Estoy agradecido de que este mundo no sea real, y de que no necesito verlo en absoluto, a menos que yo mismo elija otorgarle valor. Elijo no otorgarle valor a lo que es completamente demente y sin significado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario